“La pandemia ha acrecentado el grado de exclusión educativa en las mujeres y niñas con discapacidad"

FUENTE: SERVIMEDIA 

La pandemia ha afectado a la educación con el cierre de las escuelas, lo cual ha acrecentado las desigualdades, "con un grado de exclusión mayor en las mujeres y niñas con discapacidad que en hombres y mujeres y niñas sin discapacidad”.

Así lo aseguró la consejera técnica de la Dirección General de Evaluación y Cooperación Territorial del Ministerio de Educación y Formación Profesional, Juana Hernández, durante el V conversatorio ‘El Derecho a la Educación de las Mujeres y Niñas con Discapacidad’, organizado por la Fundación Cermi Mujeres (FCM) en colaboración con la agencia Servimedia, en el marco del Día Internacional de la Educación, que se celebra mañana domingo.

Según afirmó, “hay dos tercios más de niños escolarizados que niñas” y existe también “una clara sobrerrepresentación de niños con discapacidad frente a niñas con discapacidad en las aulas, que se intensifica con el Trastorno del Espectro Autista (un 20% sobre un 4% respectivamente)”. Para ella, esto evidencia que “hay problemas en la detección y falta de visibilidad”.

En este sentido, al igual que la socióloga y experta académica sobre la educación de las mujeres, Marina Subirats, confió en que la nueva Ley de Educación active “cambios profundos” en este terreno. “Lo más importante en materia de educación en los colegios es descubrir las capacidades máximas de las alumnas con discapacidad y estimularlas, para, así fomentar esa igualdad y empoderarlas”, dijo Subirats, al tiempo que reclamó el derecho a su educación afectivo sexual y contra la violencia y/o acoso escolar.

Por su parte, la directora de Comunicación, Incidencia e Investigación de Plan Internacional España, Julia López, denunció que la pandemia y la emergencia de la crisis derivada han puesto en riesgo el derecho a la educación: “Hay 11 millones de niñas que es posible que no vuelvan a la escuela y, debido a la falta de datos, desconocemos cuántas de ellas tienen discapacidad”. Además, incidió en que “los 150 millones de niñas y niños con discapacidad que existen en el mundo tienen 10 veces menos probabilidades para escolarizarse”.

Sofía Mediavilla, de Autismo España y patrona de FCM, reclamó una detección de la discapacidad más temprana para poder contar con los apoyos suficientes tanto en los centros escolares como en la universidad, según las necesidades específicas que los distintos tipos de discapacidad requieran, “para tener las mismas oportunidades”.

En un plano más general, Blanca San Segundo, de Down España y patrona de FCM, se refirió a la Convención de la ONU en su defensa a la educación inclusiva. Según sus palabras, “es de justicia cumplirla” y "hay que denunciarlo si no es así".

Por último, para la presidenta de Cermi Navarra y representante del Cermi en el Consejo Escolar del Estado, Mª Luz Sanz, la manera de revertir esta situación es trabajar entre todos en el cambio hacia la inclusión en la educación, sobre todo, en lo que respecta al empoderamiento de las mujeres y niñas con discapacidad.

Este encuentro analizó la inclusión educativa en un contexto en el que "las mujeres y niñas con discapacidad sufren ya de por sí situaciones discriminatorias en su acceso a la educación enfrentándose a múltiples barreras por razón de género y discapacidad".