El movimiento CERMI reivindica la universalización y gratuidad de la Atención Temprana y el apoyo integral del desarrollo infantil

El Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI), la Fundación CERMI Mujeres, y los CERMIS Autonómicos han reivindicado la universalización y gratuidad de la Atención Temprana y el apoyo integral del desarrollo infantil y han defendido un modelo avanzado de respuesta que se caracterice por la calidad de la atención, la individualización de los apoyos, y la garantía pública de recursos y medios.

Así se ha puesto de manifiesto durante la VI Conferencia CERMI Territorios celebrada este miércoles de forma telemática en la que se ha analizado, además, la situación sobre el acceso, orientaciones y gestión de fondos europeos al servicio de la inclusión por parte del sector social de la discapacidad en los diferentes territorios.

Coincidiendo con el Día Nacional de la Atención Temprana, que se celebra cada 16 de junio, desde el movimiento CERMI se ha asegurado que la Atención Temprana debería estar orientada, no a la medicalización, sino a la promoción de los niños y niñas con discapacidad, para dotarles de habilidades de autonomía personal, destrezas e instrumentos de sociabilidad inclusiva.

Además, se ha recordado que recientemente se ha aprobado la Ley orgánica de protección integral a la infancia y la adolescencia frente a la violencia y que esto supone “un avance” y un “modelo inspirador” para futuras legislaciones que “es necesario renovar”. De la misma manera, se ha resaltado la importancia de esta temática en la agenda política de los CERMIS autonómicos ya que “los niños y niñas con discapacidad requieren de intervenciones más precoces, tempranas e intensas que deben ir dirigidas a la inclusión y autonomía personal”.

Por otra parte, se ha resaltado la situación de las listas de espera en Atención Temprana y los retrasos en la valoración y la parte diagnóstica. De hecho, tal y como han asegurado desde el movimiento CERMI “el alcance de los retrasos está siendo claramente un problema en comunidades como Madrid o la Comunidad Valenciana, donde la espera es de 16 y 12 meses, respectivamente”.

En este sentido, abogan por aprobar y aplicar un Plan Concertado, entre la Administración General del Estado y las Comunidades Autónomas, para el desarrollo de una completa Red de servicios integrales de Atención Temprana y Apoyo al Desarrollo Infantil.

Otra de las preocupaciones que se han planteado es la situación de la Atención Temprana en la etapa de 0 a 6 años. En este sentido, recalcan que es necesario contar con servicios integrales y coordinados de atención temprana y apoyo al desarrollo infantil en esta etapa además de definir los apoyos y protocolos de actuación en relación a aquellas otras líneas de actuación sectoriales en los ámbitos de la salud, la educación y los servicios sociales.

Por ello, desde el movimiento CERMI abogan facilitar su futuro desarrollo normativo y aplicación efectiva por parte de las Comunidades Autónomas además de concretar las condiciones para la financiación, plena extensión, creación y dotación de la Red pública de servicios integrales de Atención Temprana y Apoyo al Desarrollo Infantil.

Otra de sus propuestas es la creación del Consejo Estatal de la Atención Temprana y el Apoyo al Desarrollo Infantil, con una representación de las Instituciones Públicas que actúan en este campo, las Organizaciones Representativas de los sectores de la Infancia y la Discapacidad y aquellos otros actores clave para su desarrollo futuro; o la creación de un Instituto Estatal de Atención Temprana, con funciones en I+D+i, calidad, evaluación y diseño curricular.

En este sentido desde el movimiento CERMI se han comprometido a ayudar desde el tejido asociativo y las entidades, poniendo en comunicación a los diferentes actores que actúan en Atención Temprana.