• Home
  • |
  • NODE
  • |
  • “La participación social de la mujer es...

“La participación social de la mujer es fundamental para la viabilidad de las políticas de Igualdad”, según Teresa Palahí, patrona en la Fundación Cermi Mujeres

"La participación social de la mujer es fundamental para la viabilidad de las Políticas de Igualdad de oportunidades en todas sus facetas de diseño, difusión, implementación, revisión y evaluación”, según Teresa Palahí, patrona en la Fundación Cermi Mujeres y Comisionada de Cermis Autonómicos del Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi Estatal).

    Así lo afirma en una entrevista realizada para la Federación Española de Mujeres Directivas, Ejecutivas, Profesionales y Empresarias (Fedepe), en la que subraya que “es preciso” crear y favorecer los procesos de colaboración, espacios y canales desde los cuales las asociaciones puedan realizar actuaciones de cooperación, interlocución e intercambio con las Administraciones en la planificación, gestión y evaluación de la Política de Igualdad.

    Asimismo, plantea acciones que garanticen la información al conjunto de personas que constituyen sus asociaciones y a la sociedad en materia de igualdad, así como asumir su papel generador de cambios, “no reproductor de un sistema sexista en la toma de decisiones, educador y difusor de prácticas igualitarias”. “Es necesario que la mujer cree espacios comunes para tener más fuerza”, afirma.

    En relación a las barreras a las que se enfrentan las mujeres en su carrera profesional, afirma que “lamentablemente, estas todavía persisten”, como “fruto de situaciones de desigualdad excluyente en una sociedad que continúa, afortunadamente, persiguiendo la inclusión como modelo social”.

    En este sentido, según explica, entre las estrategias que pueden seguir las mujeres para romper con la hegemonía masculina se encuentra, en primer lugar, “identificar y superar, a través de la corresponsabilidad, los roles de género tradicionalmente atribuidos a la mujer”.

    También resalta que “lamentablemente” los retrocesos en materia de igualdad a consecuencia de la pandemia “se están produciendo”, para lo que el Parlamento Europeo, tras examinar su impacto en las mujeres, propone garantizar la protección de las mujeres, con especial atención a las víctimas de violencia de género; atender las consecuencias que en mayor grado sufren las mujeres por la crisis económica, y reforzar la estrategia para la igualdad de género 2020-2025 presentada por la Comisión, aunque actualmente se encuentra en fase de concreción.

    En relación a las mujeres con discapacidad, hace referencia al Observatorio sobre discapacidad y mercado de trabajo en España de Fundación ONCE (Odismet) que indica las mujeres suman 11 puntos menos en su porcentaje de contratos, respecto al año anterior, tras siete años consecutivos de crecimiento.

    Por último, señala que, tal y como recoge la Estrategia Europea para la Igualdad de Género, las mujeres, los hombres, los niños y las niñas, en toda su diversidad, “deben disponer de libertad para seguir el camino que elijan en la vida, gocen de las mismas oportunidades para prosperar y puedan conformar y dirigir por igual la sociedad europea en la que vivimos”. Para ella, los objetivos “fundamentales” que “debemos priorizar con urgencia” desde la interseccionalidad son: poner fin a la violencia de género; combatir los estereotipos de género; colmar las brechas de género en el mercado de trabajo; lograr la participación en pie de igualdad en los distintos sectores de la economía; abordar la brecha salarial y de pensiones entre hombres y mujeres; reducir la brecha de género en las responsabilidades asistenciales, y alcanzar el equilibrio entre mujeres y hombres en la toma de decisiones y la actividad política.