CERMI Mujeres reclama en el Parlamento Europeo que las políticas comunitarias tengan en cuenta la perspectiva de género y discapacidad

11 Octubre 2018

La patrona de la Fundación CERMI Mujeres (FCM) Amalia Diéguez ha reclamado a la Unión Europea que todas las políticas comunitarias tengan en cuenta la perspectiva de género y discapacidad, cumpliendo así los mandatos de la Convención Internacional de los Derechos de las Personas con Discapacidad, tratado internacional que la UE ha ratificado.

En estos términos se manifestó Amalia Diéguez durante su intervención en la audiencia pública celebrada este martes en la Eurocámara, con el fin de abordar las principales reivindicaciones de las personas con discapacidad y sus familias. Diéguez recordó que la UE es la única organización regional que ha ratificado un tratado de derechos humanos de la ONU, “lo que le obliga a cumplir los mandatos de la Convención a rajatabla”.

Diéguez destacó, en materia de violencia machista, la necesidad de que la Unión Europea se adhiera al Convenio del Consejo de Europa sobre prevención y lucha contra la violencia contra las mujeres y la violencia doméstica, más conocido como el Convenio de Estambul, y que se adopten medidas políticas en el seno de la UE sobre la violencia de género con un carácter integral.

Asimismo, reclamó que se refuerce el estudio de la situación específica de las mujeres y niñas con discapacidad en lo que a la violencia se refiere, para lo que es necesario que existan recursos suficientes y se trabaje de manera conjunta con las organizaciones representantes de mujeres con discapacidad.

“Hay que incidir en la importancia de elaborar materiales de formación adecuados en materia de prevención y respuesta a la violencia contra las mujeres, hombres, niñas y niños con discapacidad en todos los sectores”, añadió.

Reforzar la lucha y la investigación contra las esterilizaciones forzosas y abortos coercitivos; eliminar las barreras de acceso a la justicia de las mujeres con discapacidad, y promover campañas de prevención y promoción en materia de salud en formatos accesibles fueron otras de las reivindicaciones planteadas por la patrona de la FCM.

“Es preciso que la Unión Europea adopte una Directiva de Igualdad de Trato que, de manera horizontal, extienda su protección a las personas con discapacidad y que incluya la realización de ajustes razonables a todas las áreas de su competencia. Además, la Unión Europea debe garantizar que la discriminación basada en la discapacidad esté totalmente prohibida, incluyendo en este punto la denominada discriminación múltiple y la discriminación interseccional. Este tipo de discriminación afecta de manera especial a las mujeres y niñas con discapacidad”, abundó Amalia Diéguez.

Subir Archivo:

Distinción a la Entidad que ha desarrollado la Mejor Práctica contra la Violencia de Género del Gobierno de España (2016)